¿Cómo perder el miedo de ir al odontólogo?

La odontofobia (miedo de ir al odontólogo) provoca que las personas eviten asistir al consultorio odontológico por tiempo prolongado, siendo un factor determinante para mantener una salud bucal adecuada.

La odontofobia es una de las fobias más comunes, genera estrés y ansiedad en el paciente a la hora de tener que concurrir al consultorio.

Para superarlo, es importante ir implementando algunas acciones que permitirán ir perdiendo este miedo.

Compartimos 3 sugerencias para iniciar el proceso de superación a esta fobia muy común:

1) Buscar un odontólogo que te haga sentir cómodo y en confianza, como para manifestarle esta situación que te impide concurrir con tranquilidad.

2) Solicitar una primera consulta exclusivamente para hacer todas las preguntas necesarias sobre cómo sería el tratamiento, lo que te permitirá familiarizarte con el consultorio y el profesional. En esta primera consula no existen prácticas que te generen alguna incomodidad.

3) Acudir a la visita acompañado por una persona que le transmita confianza, que te entretenga con conversaciones amenas lo cual te permitirá poner el foco en otro lugar que no sea ese miedo.

¿Por qué muchas personas le tienen miedo al odontólogo?

Las razones pueden ser diversas, pero entre las más comunes podemos citar:

  • Malas experiencias anteriores.
  • El pinchazo de la anestesia que generó dolor.
  • Un bajo umbral a soportar los dolores.
  • Impresión a el sonido producidos por el torno.
  • Que el profesional no tenga la delicadeza y la empatía necesaria.

Tratamientos y protocolos disponibles para atenuar la odontofobia

Los odontólogos contamos con diferentes alternativas para atenuar los síntomas de pacientes que se presentan con miedo a los tratamientos.

La anestesia: el pinchazo dejó de ser un fantasma ya que gracias a materiales mucho más amigable como geles o spray, se puede preparar la zona, donde luego el pinchazo no se sentirá.

Planificar tratamientos acelerados, hoy gracias a la tecnología se pueden realizar más de un arreglo en el día para evitar reprogramar varias visitas que generan mayor angustia.

El consultorio puede estar dotado de equipamiento que permita al paciente distraer su atención, como videos en una pantalla, música elegida especialmente.

Sedación: una opción menos utilizada pero factible es la sedación del paciente. En Dental Centro hemos tenido casos donde los pacientes son tratados en quirófano, permitiéndonos lograr resultados extraordinarios sin que deba someterse al estrés traumático que le generaba asistir a la consulta.

La salud bucal es tan importante como la de cualquier otro órgano del cuerpo, necesitamos de los dientes para toda la vida, si los cuidas vas a evitar perderlos.

Para consultarnos sobre tratamientos, realizar tu primera consulta y conocernos, estamos a tu disposición, sabemos entender a los pacientes.